Periodismo económico y datos: la historia que cuentan los números

Iván Weissman

Un miércoles de noviembre de 1989 Michael Bloomberg, en ese entonces CEO de la firma de análisis e información financiera que fundó y lleva su nombre, llamó por teléfono a un joven periodista del Wall Street Journal para pedirle un consejo:

"Qué se necesita para entrar al negocio de las noticias", le preguntó a Matt Winkler.

Su respuesta ya es parte de la historia del periodismo: "Tú y los cientos de empleados que trabajan contigo saben más acerca de la plata, mercados y contabilidad de empresas que cualquier grupo de periodistas. Ustedes muestran ese conocimiento diariamente en las pantallas de sus terminales en forma de números. Si de alguna forma ustedes pueden ponerle una prosa, un relato, a ese conocimiento, a esa información, y adjuntarle data a cada historia que publiquen, tendrán algo que no existe en ninguna parte del mundo", fue la respuesta de Winkler. Y así nació Bloomberg News, la empresa de medios más poderosa e influyente del mundo del dinero.

Winkler renunció al Wall Street Journal y se fue a trabajar con Bloomberg y fundó la división editorial de la empresa. Hace 24 años que es el director. Como cuenta en su libro "The Bloomberg Way" (el método Bloomberg), el objetivo era hacer el mundo de los negocios y finanzas más transparente y más democrático. Ya en ese entonces el terminal Bloomberg tenía la capacidad de analizar información y números, lo que le permitía a los operadores e inversionistas de Wall Street analizar cómo comprar los activos más baratos y vender los más caros.

¿Y por qué es tan importante lo que hizo Winkler y Bloomberg?

Porque la historia del dinero, en todas sus formas, es probablemente la gran historia de las últimas generaciones. Winkler una vez contó a un grupo de periodistas (entre los cuales estaba yo) que "Follow the money", o "¡Sigan la plata!", es probablemente el mejor consejo que le hayan dado a un periodista en la historia de la profesión. La frase se la dijo “Garganta Profunda” a Bob Woodward, reportero del Washington Post, que investigaba el caso Watergate. Su trabajo, realizado junto a su colega Carl Bernstein, provocó la renuncia de Richard Nixon, el único presidente norteamericano en la historia que se ha visto forzado a dimitir de su cargo.

El dinero -quién lo tiene, cómo se invierte, cómo se acumula y distribuye- es, nos guste o no, lo que mueve al mundo actual. El modelo de mercado es el imperante y lo más probable es que eso no va a cambiar. El mercado, bien regulado, ha demostrado ser una manera eficiente de crear riqueza, de sacar gente de la pobreza, y de un gran número de los logros extraordinarios de la civilización moderna. Por otra parte, la economía de mercado mal regulada y con poca transparencia, ha demostrado ser responsable de muchas de las grandes injusticias y desigualdades de nuestra sociedad. Bloomberg fue la primera gran apuesta a la transparencia. Ejemplos de cómo esta versión de "data reporting" ha revolucionado el mundo del periodismo financiero hay miles.

Una de las más celebradas de los últimos años es un reportaje que analizaba el mercado del oro, el petróleo y las tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unido en medio de la crisis "subprime". Mirando a los datos y cifras permitió a Bloomberg reportar que lo que estaba sucediendo en esos mercados apuntaba a una intervención coordinada en el mercado de los principales bancos centrales del mundo. Al día siguiente que la nota se publicó, la Reserva Federal, el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra y tres más anunciaron el recorte simultáneo de tasas de interés. Una acción sin precedentes y que tenía el objetivo de inyectar liquidez al sistema bancario para evitar un colapso financiero.

The Wall Street Journal, un medio con tanto o más prestigio que Bloomberg, se ganó un Premio Pulitzer en 2007 por la "completa y creativa investigación" del escándalo de falsificación de fechas de stock options, que provocó la renuncia de decenas de altos directivos de más de 60 compañías de Estados Unidos. El reportaje "generó pesquisas, procesamientos de altos responsables y cambios masivos en empresas estadounidenses", explicó el Comité Pulitzer, al dar a conocer los motivos del galardón. Y todo comenzó con una idea muy simple de investigar ciertos informes de unos académicos que mirando a los datos observaron que las fechas en que se habían otorgado las opciones era improbable. Parecía que caían siempre en la fecha en que el precio de las acciones estaba a su nivel más bajo del año. Los académicos, con la cooperación de los periodistas, concluyeron que las fechas habían sido manipuladas para que los ejecutivos pudieran comprar las acciones a su precio más bajo y así poder maximizar sus ganancias al venderlas.

En El Mostrador Mercados hemos tratado de emular alguna de las mejores prácticas que aprendí en mis años en Bloomberg y eso nos ha ayudado a establecer credibilidad en el mercado.El año pasado una de las grandes historias financieras fue la agresiva expansión de CorpBanca, el banco controlado por el Grupo Saieh, uno de los más ricos y poderosos de Chile, al mercado colombiano. Gastó cerca de US$ 2.500 millones comprando dos bancos locales. Fue una movida agresiva y que lo obligó a "apalancarse" de una manera que actores importantes del mercado cuestionaban. Pero no era algo que un inversionista retail hubiese podido saber fácilmente. Los Saieh también controlan Copesa, el grupo editorial que controla La Tercera y Pulso, así que esos medios no lo iban a reportar. El Mercurio y el Diario Financiero tampoco hicieron hincapié en el tema. Y ahí estábamos nosotros. Sabíamos que era verdad, pero no lo podíamos probar. Hasta que CorpBanca anuncia que emitió un bono de US$ 800 millones para financiar su aventura colombiana.

El comunicado oficial era glorioso, pero mirando a los números de la operación y analizando la tasa que estaban pagando, pudimos comprobar que CorpBanca estaba pagando la tasa más alta de un banco chileno en los últimos tiempos por los US$ 800 millones que emitió en Estados Unidos. Eso significaba que los inversionistas veían el riesgo de la operación y demandaban una tasa más alta que la de sus rivales para financiar la aventura al Grupo Saieh.

CorpBanca pagó una tasa de 3,24 % y el "spread" fue mayor al anticipado. En septiembre el BCI pagó una tasa de 3 % y en noviembre BancoEstado pagó 2 % por emitir deuda de características similares.

No necesitamos fuentes en off ni hacer un periodismo de investigación, sólo tuvimos que mirar a los números e interpretar la historia que escondían. Eso nos permitió construir un relato que nadie había contado y publicar una nota que daba información al lector que era única, exclusiva y que tenía uso práctico para los inversionistas.

Otro gran ejemplo de porque es clave "seguir la ruta del dinero" es el reportaje que hicimos de cómo el mismo Grupo Saieh inyectaba fondos desde su banco CorpBanca a su holding de retail que estaba en crisis, SMU.1

Lo hacía triangulando platas a través de Fondos de Inversión Privados (FIP), lo que violaba el espíritu de la Ley General de Bancos que estipula que no se puede prestar más del 5% del patrimonio efectivo del banco a una empresa relacionada. La ley fue el resultado de la crisis de 1982 cuando el país estaba prácticamente quebrado y el Gobierno tuvo que intervenir la industria bancaria, descubriendo que los grupos controladores le prestaban plata a sus diversos holdings a través de sus bancos.

Para probar nuestra nota seguimos la ruta del dinero, estudiando los Estados Financieros de SMU. Nos llamaba la atención que no tenían mucho que ver con los comunicados de prensa que el holding de Saieh mandaba. Eso despertó nuestra curiosidad para ver de dónde sacaba la plata SMU para seguir operando, ya que estaba en plena crisis. Siguiendo pistas y hablando con fuentes llegamos a los documentos de los FIP, el más relevante el de Sinergia (o Synergia) y los FIP Alpha 1 y Alpha 2. Los documentos mostraban claramente que Saieh ponía plata en SMU a través de estos fondos de inversión, y que el origen era su banco y sus compañías de seguros.

Conseguirnos los documentos hizo posible que se publicara la nota. Ese reportaje y la serie que le siguió, gatilló una serie de eventos, incluyendo una corrida bancaria a CorpBanca, cambios en SMU, una nueva normativa de la Superintendencia de Bancos que ahora hace que las operaciones que hacía Saieh sean consideradas entre partes relacionadas e ilegales. También le provocó al grupo problemas de liquidez que lo obligaron a cancelar la Tercera TV, despedir personal en Pulso y La Tercera; y ahora lo tiene negociando para fusionar su banco y ceder el control a Itaú. El reportaje fue finalista en el Premio Periodismo de Excelencia 2013 de la Universidad Alberto Hurtado.

Iván Weissman (@ivanwese)

Periodista y Editor General de El Mostrador Mercados, Chile. Ex Gerente Editorial Europa, África y Medio Oriente Bloomberg.

Un proyecto de               Gracias al apoyo de