Acceso a datos públicos en Brasil

Marcelo Träsel

En mayo de 2012, fue sancionada por el Presidente de Brasil la Ley 12.527, o la Ley de Acceso a la Información.

Provee una política pasiva y activa en los niveles federal, estatal y municipal, y en las tres ramas (Legislativo, Judicial y Ejecutivo). Ciudades con menos de diez mil habitantes no tienen obligación para publicar datos sobre los presupuestos del Gobierno en Internet, pero deben responder a las solicitudes de acceso a la información de los ciudadanos.

En general, la ley funciona. El mayor problema es la calidad de los sitios web de transparencia en vivo, que ofrecen información, pero rara vez en formato de datos abierto. En general, la facilidad de uso es muy mala y en otros casos, hay poca información disponible. Pero el balance de estos dos años de la ley parece positivo.

En cuanto a la transparencia pasiva, el cumplimiento de la ley depende en gran medida de la esfera y el tipo de organismo público. El Gobierno federal responde rápidamente y por lo general cumple con las peticiones correctamente, ya que los gobiernos municipales a menudo ignoran las órdenes, responden en forma parcial, lenta o negativa.

Un problema es el Artículo 13 del Decreto Reglamentario de la Ley 12.527, que dispone que las solicitudes de información sólo tienen que ser satisfechas por el Gobierno si los datos ya están disponibles y no es necesario invertir recursos en su producción. Muchas agencias han utilizado este mecanismo para negarse a proporcionar información.

Brasil es signatario de la Iniciativa de Gobierno Abierto y mantiene una política nacional en materia de datos abiertos. Hay un gran incentivo para que los estados y municipios adopten normas internacionales de datos abiertos, sobre todo a través del desarrollo de software libre.

En Rio Grande do Sul, el Gobierno creó una oficina digital, que ha estado trabajando en la mejora de la transparencia pública y servicios digitales a los ciudadanos. La capital, Porto Alegre, ha creado recientemente el primer portal de datos abiertos municipal en Brasil, DataPOA. Hay iniciativas similares se están implementando en todo el país, especialmente en las zonas de mayor desarrollo económico y social. El desafío consiste en llevar estas políticas de apertura a una mayor población.

Un proyecto de               Gracias al apoyo de